Enredando por Instagram, tropiezo con esta impactante esquela que no puedo dejar de leer hasta el final. Gracias @luiscanut por compartirla. Cuánto dice, en tan poco espacio. Qué declaración de amor tan bonita y qué declaración de desgarro tan tremenda. Puedo comprender el dolor que debes sentir José María cuando te decides a publicar esta esquela y lanzar al mundo tus sentimientos. ¿Cómo se llena la ausencia de Pilarita, cuando hace tan solo un año lo llenaba todo con su presencia? Hace un año la vida se os acabó, a ella porque se fue y a ti porque te quedaste. Porque te duele la impotencia de no comprender, te duelen tus hijos, te duele que te urjan a aceptar la situación y a acomodarte a un nuevo presente, cuando todo tú eres el espejo del dolor. Has empezado dando un paso en tu duelo agradeciendo a Pilarita todo lo que significó para ti y tus hijos y todo lo que os dio. Una de las fases de la terapia de duelo es precisamente el agradecimiento.

Todo lo que sientes es normal, José María, es el tránsito oscuro del dolor, y es un proceso necesario.
Ahora, con la Navidad en puertas, es inevitable lo que sientes y para la mayoría de las personas es motivo de reencuentros familiares, alegría y mucha diversión; pero para aquellas familias que han sufrido la pérdida de un ser querido, se trata de un tiempo muy difícil, de nostalgia, sufrimiento e incomprensión. La esencia de la Navidad se encuentra en la vida familiar, en el compartir de forma gestual el afecto que nos profesamos, y el gozo de poder estar todos juntos. Y lo recibirás de mucha gente, de tus hijos, de tu familia y de tus amigos, pero no de Pilarita, que es de quien más lo deseas.

«El pasado está presente en mí». Qué de recuerdos compartidos, qué de momentos vividos. Tuvisteis una relación maravillosa, no me cabe la menor duda. Ahora toca mirar hacia el futuro. La vida consiste en eso, en cerrar relaciones para poder abrir otras nuevas. Eso no significa que la olvides. Pilarita está y seguirá siempre en tu corazón, es la relación con ella lo que has perdido. Es solo que tienes que aprender a vivir sin ella. Tu dolor es de 24 horas, 7 días a la semana, pues cada vez que la echas de menos, sientes una punzada en el corazón, sin embargo, cada vez que sientes que no está contigo, aprendes a vivir sin ella.

¿Cómo afrontar el duelo en Navidad?

Solo tú sabes lo que es bueno para ti. Quizás quieras hacer un viaje para desconectar de tu dolor, quizás quieras suprimir la Navidad o quizás decidas hacer un esfuerzo titánico para pasar la Navidad como si nada hubiera pasado. Son posibilidades, pero construir muros para apartarte de tu dolor puede ser una alternativa que funcione a corto plazo, sin embargo, a largo plazo trae consecuencias muy nocivas para tu salud física, psicológica y emocional.
No soy quién para dar consejos, sobre todo porque cada uno pasa el duelo como puede, pero por mi propia experiencia y por la de mi pacientes, te puedo decir lo que a menudo funciona para mitigar el duelo.

Pautas para afrontar el duelo en Navidad

1. No estés solo. Busca personas con las que te sientas a gusto y protegido. Que sepan escucharte y que te comprendan.
2. Exprésales cómo te sientes y qué necesitas.
3. Si hay más personas pasando el mismo duelo, cuenta con ellos. Reuníos y exponed cómo os sentís cada uno de vosotros. Pensad en conjunto qué os apetece hacer estas Navidades y qué no os apetece. Qué tradiciones queréis mantener y cuáles no. En una palabra, compartid vuestro dolor y vuestros miedos e inquietudes.
4. Reservad un espacio para la persona que falta para poder comunicaros con ella tantas veces como lo necesitéis y cuando salgáis de ese espacio, volved a la vida y dedicad vuestra atención a los que sí están con vosotros.
5. Compartid vuestro dolor juntos y sentiros libres de expresar vuestras emociones dando salida a vuestro llanto y a vuestros miedos.

El beneficio de expresar el dolor con otras personas es que luego te encuentras mucho mejor.
Son unas cuantas ideas, quédate con la que mejor te sientas. La que elijas, será la que tú necesitas. ¡Seguro!

Pero a parte de estas pautas, la terapia de duelo resulta ser muy beneficiosa y ayuda enormemente a superar la difícil pérdida de un ser querido. Desde aquí invito a probarla a todas aquellas personas que pasan por estos duros momentos.

José María, te deseo mucho ánimo, mucho valor y mucho coraje en estas Navidades. Deja el móvil activo.  ¡Ojalá llegue la llamada que esperas!

Share This